DSC_0202¡Hola familia! ¿Qué tal el arranque de Julio? ¿Ya estáis de vacaciones? A nosotros nos queda poco para huir unos días a Picos de Europa. Como la espera suele hacerse muy larga, el mes de Junio se prestó de buena gana para escapadas de fin de semana. Ya os contamos la de Recuevas. Ahora es el turno de Albarracín.

¿A Albarracín en verano? Pensaréis. Ya, nos lo dijeron algunas personas antes de marcharnos…que si el bloque no es para el verano…que con el calor no íbamos a poder hacer gran cosa…Y al final todo lo contrario, ¡fue un fin de semana muy productivo!

300 Km de torrada

Remontémonos al viernes 19 de Junio. El calor aprieta y a pesar de que salimos de Madrid a las siete de la tarde, el coche está a una temperatura difícilmente soportable. No disponer de aire acondicionado influye, claro… pillar atasco en la carretera de Zaragoza e ir a paso de tortuga durante media hora, también.

DSC_0189Afortunadamente llegamos a eso de las diez de la noche y el Camping de Albarracín continuaba abierto. Una pena que ya no se pueda dormir en los aparcamientos cercanos a la zona de bloque. Hasta hace bien poco aquellos espacios se llenaban de furgonetas en las que la gente pasaba la noche… ¡y tan ricamente, todo hay que decirlo! Aunque es verdad que la masificación conduce al deterioro del entorno, por mucho que tratemos de evitarlo.DSC_0106

Tras una idílica noche aderezada por los insatisfactorios ritos de apareamiento de un vecino campista (menos mal, porque habría sido de traca), nos dirigimos al sector “Arrastradero”, uno de los que quedan accesibles a los escaladores. Supongo que sabréis, los asiduos a la meca del Boulder en España, que el pasado mes de noviembre se aprobaron nuevas restricciones bajo el decreto que lleva por nombre Plan de Protección del Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno”.

Pues bien, este plan prohíbe la escalada en los sectores Mirador, parte alta del Valle de la Madera, Penísula, Psicokiller y Acantilados de ahora en adelante por el incumplimiento de la normativa vigente hasta dicha fecha. Es una pena que se necesiten normas para respetar el medio ambiente, pero si no queda más remedio… nos desplazaremos allá donde aún tengamos permiso y trataremos de ser lo más cuidadosos posible.DSC_0100

Allanando el terreno

Hablemos de cosas más alegres. Por ejemplo, de esa maravillosa guía editada por “Norop.es” con todos los bloques georeferenciados, fotografías y textos en cuatro idiomas, ¡qué maravilla! Es un gusto salir a escalar con una herramienta tan útil como ésta, ¡gracias, amigos de “Norop.es”! Así es mucho más sencillo ir a donde quieres sin dar miles de rodeos.DSC_0139

Hablemos también, por ejemplo, de lo útil que resulta ir a escalar con cinco caballeros (Javi, Joaquín, Fer, Iña y Jose) que cargan con la mayor parte de los víveres y de los utensilios, dejándome a mí, la única fémina del grupo, con mi cámara de fotos y mi mochila, ¡100% descansada para darlo todo en la roca!

Ocho horas non-stop

Inicialmente, el plan era madrugar, escalar hasta que nos comiese el sol, irnos a dormir la siesta y volver con las pilas cargadas a dar la bienvenida a la noche. Pero todo salió al revés de lo previsto…como suele ocurrir cuando uno lleva las pautas demasiado definidas.

Lo primero con lo que no contábamos era con poder disfrutar de la sombra de los pinos… en el fondo no nos debía de preocupar en exceso, pues salimos del camping pasadas las diez de la mañana… cuando empezamos a probar los primeros bloques eran fácilmente las once, pero para sorpresa de todos se estaba genial. JAVI AL PRINCIPIO

Una vez alcanzamos el Arrastradero, calentamos en unos bloques de cuarto y quinto grado mientras observamos el avance del sol hacia nuestra pared.

La mayor parte de ellos no tienen nombre, así que os invito a que observéis con detenimiento las fotos para saber con certeza si los habéis probado. Y si no, ya sabéis, son fantásticos, una arenisca agradecida llena de cazos apta para recién iniciados en esta modalidad.

Formas de entender el Boulder

No sé a vosotros, pero a mí si hay algo que me preocupa del Boulder es el final. Si mi yo racional me dice que está muy alto y que es probable que me haga daño en caso de caída, renuncio y pruebo otros…o me invento travesías, ¿por qué no? Ahora bien, no me pidas que te repita las secuencias porque mi memoria de pez es capaz de diseñarte una travesía completamente distinta…

DSC_0191

También es muy habitual por mi parte saltarme los pasos que siguen los demás.  Como yo tengo unos centímetros de menos a veces me lío buscando manos y pies donde otros no ven nada más que una placa insalvable. En ese sentido me siento hábil, aunque luego no sea capaz de bloquear con mis bíceps de chiste. Otras veces prefiero no forDSC_0123zar mis maltrechos manguitos rotadores de los hombros, agarro la cámara y me dedico a sacar fotos de los demás haciendo gala de esa fuerza que algún día tendré yo.

Eso me permite divertirme viendo caritas de sufrimiento, como la de Javi tratando de mantenerse en equilibrio en “La Lágrima”, o la de Joaquín alucinando en “El Jacuzzi” cuando le tocó sacar una mano, lanzar y verse con el culo en el suelo. Impacta, por ejemplo, la grimosa cadera de Iña girada para superar un paso, y te despierta una carcajada ver a Jose con sus gafas de espejo y sus zapatillas en “modo postureo”.DSC_0131

Sea como fuere Albarracín tiene hueco para todos. Incluso para Damián, que volvió a abandonarnos. ¿Podéis ayudarnos a convencerle de que el Boulder es divertido? ¿De que Albarracín es genial? ¿De que nunca una cerveza supo más rica que después de agotarte intentando sacar un sexto? ¿De que, aunque venga gente a invadirte de buen rollo, hay otros cientos de bloques por probar donde no hay nadie? Damián, no te hagas de rogar… ¡vente ya!

DSC_0127Seguro que se os ocurren mil razones para convencer no sólo a Damián, sino también a un montón de amigos que aún no saben todas las posibilidades que ofrece el Boulder, ¿nos las contáis? ¿Sabéis de otras escuelas de Boulder llamativas que merezca la pena reseñar?

Contadnos, este verano seguro que experimentáis mil aventuras que podéis compartir aquí, en “Nunca Fuimos de Notable”. Las esperamos.

Un abrazo

Fuentes: Desnivel

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.