GLOCES 2¡Último barranco hasta la próxima temporada! ¡Prometido! Lo teníamos pendiente de contar desde agosto, y aunque muchos pensaréis que ya no es época de ponerse a remojo para hacer este tipo de recomendaciones, os aseguramos que con un buen neopreno y muchas ganas de aventura no hay barranco que se resista… ¡ni en invierno!

Las Gloces, además, es un barranco tan bonito… y tan agradecido… y tan sencillo… y tan diferente… y tan… No hay adjetivos en el diccionario que hagan justicia a esta maravilla natural, en serio.

Por ello, en esta ocasión las imágenes tomarán un protagonismo excepcional… aún así creemos que seguiremos quedándonos muy lejos de plasmar lo que nuestros ojos tuvieron el privilegio de ver.GLOCES 7+

Era 29 de agosto de 2015. Nuestro último día en Pirineos. Merecíamos una despedida por todo lo alto para llevarnos en la retina los recuerdos más impresionantes. Descender Las Gloces era, sin duda, el mejor regalo que nos podíamos brindar acorde a lo que varios expertos de la zona nos habían comentado días atrás.

Decepciones fuera, gracias

¿Cómo llegamos? Partimos de Aínsa en dirección a Bielsa. Cuando llegamos a Escalona debemos tomar la carretera que se dirige al Parque Nacional de Ordesa – Cañón de Añisclo. Al alcanzar Puyarruego avanzamos por la carretera que va paralela al río Bellós hasta la población de Fanlo. En el cruce dejamos el coche y andamos por una pista descendente.

Si antes de coger el coche quieres buscar opiniones, te aseguramos que no encontrarás ninguna desfavorable (bueno, igual si das con alguien que justo se haya metido con la garganta pasada de agua te dice lo contrario…). Hasta los que disfrutan con los barrancos de dificultad alta reconocen que Las Gloces es magnífico para expertos e inexpertos.

GLOCES 1El desnivel es ridículo, tan solo 80 metros. La longitud… también, 680 metros. Sólo hay un rápel obligado al inicio (doce metros); el resto son saltos y toboganes aptos con buen caudal.

¿Dónde está, pues, el interés? En el encajonamiento del barranco, en su profundidad, en la sensación de que si no fuese por las rendijas que en lo alto dan permiso a la luz parecería que estamos haciendo espeleología en lugar de barranquismo. No hay escapes, pero no los necesitas, no hay espacio a la decepción.

Con la boca abierta

Como niños estrenando zapatos… así íbamos avanzando Javi y yo entre las paredes descomunales de Las Gloces. Dicen algunas guías que es un barranco a menudo frecuentado por empresas de aventura. Nosotros tuvimos la suerte de encontrarlo vacío. Era por la tarde, a eso de las cuatro o las cinco. Solamente nos cruzamos con una pareja, ellos salían y nosotros estábamos deseosos de llegar y comprobar si realmente este asequible barranco merecía la pena. Cumplió las expectativas, y queremos compartir con vosotros pruebas gráficas de dicha incursión.

GLOCES 6+

Las fotos que veis forman parte de los vídeos con la GoPro que Javi iba realizando. De ser con una réflex ya serían la repanocha, pero se intuye que el barranco que tenemos entre manos no es ninguna tontería. A pesar de la falta de luz en el lugar, Javi se ha armado de la paciencia suficiente para montar este vídeo tan estupendo 😉

GLOCES 4+

El recorrido dura aproximadamente una hora. Aconsejamos ir un poco más temprano de lo que fuimos nosotros para disfrutar de un sol potente capaz de crear juegos de luz. Se progresa casi todo el tiempo con el nivel del agua por la rodilla. Los pasillos, como podéis observar, tienen un ancho inferior a los dos metros en buena parte de los tramos.

GLOCES 3+

Lo único decepcionante del barranco es terminarlo y saber que no hay una vía rápida para iniciarlo de nuevo. Cuando ves entrar la luz a raudales sabes que el fin está muy cerca. Suena dramático, pero reconozcamos algo: cuando una cosa nos encanta la deseamos infinita.

GLOCES collage

¿Hay algo peor que acabar Las Gloces? Sí. Volver al coche por un camino infame. Según abandonas el cauce del río, a la izquierda encuentras una senda asalvajada de subida. Así como una media horita andando todo cuesta arriba cargados con las mochilas y los neoprenos empapados… parece hecho aposta para que no te dé pena largarte.

Ya que éste es un barranco cortito, recomendamos combinarlo con Furco para echar el día al completo. Hemos leído que se combina incluso con Ballatar, ¿lo habéis hecho? Nosotros no, es la oportunidad ideal para que nos escribáis y nos contéis qué tal la experiencia. Os dejamos nuestro correo: sugerencias@nuncafuimosdenotable.es

¡Os esperamos! ¡Gracias por vuestra colaboración!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.