PAPILA_CORTE_INGLÉS_3¡Hola! ¿Cómo va todo? Parece que el invierno por fin llegó… ¡bieeen! La única pega que le ponemos al inesperado frío glacial es que nuestras salidas al monte se han visto reducidas considerablemente pero… ¡siempre podemos sustituirlas por interesantes conferencias! Como la que os traemos hoy 😉

A finales de enero, concretamente el día 27, asistimos a la charla que daba Juan Carlos Guichot, conocido como “Papila”, dentro de la programación del ciclo de conferencias “Conoce la Montaña, acogida en la sala “Ámbito Cultural” de El Corte Inglés de Callao. En dicho encuentro Papila repasaba sus casi cuarenta años de escalada artificial, una modalidad a la que, hasta el momento, no le habíamos prestado atención en esta Web.

Papila es un nombre que resuena con frecuencia en los barrancos del Pirineo Aragonés. Además de escalador es guía y, por lo que nos cuentan las personas que lo han tratado de primera mano, se trata de un tipo muy echado para adelante, un entusiasta del medio natural, hasta hace bien poco fumador empedernido (en la charla aseguró que ya no fuma tanto) y posee la relativización del riesgo como arma para superar los retos más inimaginables. ¿Queréis saber más de él? Allá vamos ^^

Aprendiendo en La PedrizaCartel-CLM-2016-2

Gonzalo Pernas, el organizador del ciclo, ofreció unas breves pinceladas introductorias antes de dar paso al protagonista de la tarde. La sala estaba repleta de amigos de Papila, como así intuimos al llegar y ver a un montón de gente rodeando al escalador, echándose fotos y charlando amistosamente de asuntos que iban más allá del objeto del encuentro.

La escalada artificial es una gran desconocida para aquellos que llevamos poco escalando; sobre todo para quienes optamos por las vías de deportiva de no mucha altura y el Boulder. Vamos, para quienes minimizamos el riesgo en la medida de lo posible. Porque… no me iréis a decir que escalar colocando estribos, clavos, buriles… para poder progresar, da mucha tranquilidad. No sé, me parece que es una modalidad diseñada para cabezas privilegiadas capaces de burlar al miedo en cada PAPILA_CORTE_INGLÉS_6movimiento. Una de esas cabezas es, sin duda, la de Juan Carlos Guichot.

Las palabras empezaron a emerger con estricta puntualidad adornadas de fotografías de Guichot en diferentes entornos. Sus comienzos fueron en el sector del Indio de La Pedriza cuando apenas contaba con once o doce años.

Posteriormente descubriría zonas como Canto Cochino y se apuntaría las vías más delicadas de la sierra madrileña. También comentó lo fundamental que fue para él conocer a Jesús Gálvez, un “gurú de la escalada” tal y como lo definió.

Las vacaciones son para escalar

Es difícil desvincularte, aunque sea momentáneamente, de algo que te atrapa tanto como la escalada artificial en el caso de Juan Carlos. Para él, las vacaciones pronto se convirtieron en una excusa más para ponerse las botas y PAPILA_CORTE_INGLÉS_5echarse al monte. Ordesa ha sido testigo de las salidas de Guichot y de sus compañeros de fatigas. Muchas son las fotos en las que Guichot aparece con una indumentaria que actualmente tacharíamos de imprudente (nada de gatos o ropa técnica), sonriendo mientras le mide el pulso a la pared de turno.

Aparte de las grandes paredes como las de Yosemite o Himalaya, Guichot se ha atrevido incluso a escalar solos integrales en los que ha disfrutado de la escalada en su máxima expresión. “Cuando escalas en libre escalas para ti”, ha dicho, queriendo expresar su incomodidad cuando, por ejemplo, se ha acercado al Naranjo de Bulnes a emprender un reto de esta envergadura y se ha encontrado con algún otro escalador. Más que nada por no comprometer a nadie ni sentirse observado.

Hoy por hoy tiene su campo de cultivo en La Peña Montañesa de Aínsa, en Huesca, unos paredones dignos de ver donde ha abierto varias vías de artificial.

Entre risas y gestos torcidos

Todo son risas y datos curiosos cuando trata de explicar a los presentes algunas de las imágenes proyectadas en el Power Point. Sin embargo, el gesto se le tuerce cuando aborda el tema de lo que él denomina “sobreequipamiento PAPILA_CORTE_INGLÉS_2de algunas vías”, clasificándolas de vías ferratas. “Si a mi madre se le ha pasado la edad para subir una vía de escalada, lo que no voy a hacer es poner una escalera mecánica para que suba”, argumenta. Y se lo toma especialmente a pecho cuando ciertas vías abiertas para escalar en artificial aparecen de un día para otro cargadas de químicos y splits.

Desde luego, Guichot es un tipo con la virtud de sacarte una carcajada y al minuto siguiente generar controversia y debate. Puede que esto segundo le haya PAPILA_CORTE_INGLÉS_4perjudicado en lo que a la difusión de sus proezas se refiere. En mi humilde opinión resulta complicado hacer de él un seguimiento exhaustivo en los medios de comunicación especializados al nivel que se hace de otros deportistas españoles. No obstante, nosotros queremos rendirle este humilde homenaje, pues si hay algo que no se le puede discutir es la entrega absoluta a su pasión.

Con eso nos quedamos nosotros. Sería complicado, de otra forma, hacerle hueco en una Web dedicada a los que “Nunca fuimos de notable”. Nuestras ambiciones no llegan tan alto, pero sí es cierto que la motivación podría equipararse. Pasamos altibajos pero no desfallecemos, y el aliento proactivo que nos llega de veteranos como Papila nos ayuda a seguir hacia adelante, sintiéndonos orgullosos por la acogida que la montaña nos ha brindado en cada aventura y por compartirlas con todos vosotros.

Aprovechamos para agradecer a la organización de Ámbito Cultural la rapidez con la que nos facilitaron las fotos que acompañan la reseña. Con personas así es sencillísimo trabajar, ¡gracias!

Y a todos los demás, ¡gracias una vez más por estar ahí, aunque a veces nos retrasemos con las publicaciones! Si tenéis algún evento que queráis compartir, una ruta, una conferencia a la vista… ¡compartidla! Aquí hay hueco para todos. Un abrazo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.