Queridos amigos,

tenemos el honor de presentaros una serie de rutas de diferente dificultad en el municipio oscense de El Pueyo de Araguás, cuyo Ayuntamiento ha rehabilitado gracias a la financiación de la Diputación Provincial de Huesca y a la colaboración de Zona Zero.

Nosotros, desde aquí, nos hemos propuesto ir probándolas todas para contaros nuestras sensaciones en una serie que comienza hoy con la excursión a la Ermita de Santa Engracia.

Hace algunas semanas, echando un vistazo al Facebook, me topé por casualidad con el perfil de alguien de por aquí. En su última actualización hablaba de una rutilla de fácil ejecución que conducía a la Ermita de Santa Engracia.

El caso es que, tratando de averiguar más información al respecto, encontré esta web de El Pueyo de Araguás (que por si no lo sabéis es uno de los pueblos con el aire más limpio del mundo según la OMS) y cuál fue mi sorpresa al ver una lista bien nutrida de recorridos para descubrir otro pellizco importante de territorio sobrarbense.

Aprovechando una mañana soleada de domingo en la que no había por nuestra parte pretensiones de hacer grandes méritos, decidimos acercarnos a El Pueyo y arrancar, desde allí, la primera de las rutas que aparecen en la lista. Se trata de una ruta compartida con BTT, aunque tendrás prioridad si vas a pie, señalizada con cuidadoso esmero. Según la descripción técnica, el paseo no llega por poco a los cuatro kilómetros y se alcanzan los 170 metros de desnivel, con una altitud máxima de 859 metros.

De primeras nos apeteció porque era rápida, y aún sin madrugar podríamos llegar a casa a la hora de comer. Después, nos gustó porque no nos encontramos con nadie, y el silencio es un bien escaso en una comarca frecuentada a lo largo de todo el año por miles de turistas. También nos llamó la atención la limpieza del sendero, recién desbrozado. Las personas que estaban trabajando en ello se encontraban aquel día ultimando las labores al final del camino.

Y, cómo no, siempre es un privilegio caminar bajo la atenta mirada de la Peña Montañesa, protagonista, junto a la ermita, del hermoso paisaje que nos rodeaba. Por último, destacar que a pesar de que la ruta mantiene un ascenso continuo hasta el final, se puede hacer perfectamente en el tiempo que marca la ficha técnica (entre hora y media y dos horas) e incluso menos a paso ligero. El problema es que no podrás resistirte a parar para echar fotos y deleitarte respirando el aire puro de un municipio que aspira, con iniciativas como ésta, a ser tan famoso como su vecino Aínsa-Sobrarbe.

¡Nos vemos en el próximo capítulo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Warning: require_once(/homepages/35/d447626014/htdocs/nfdn/wordpress/wp-content/themes/picolight/footer.php): failed to open stream: Permission denied in /homepages/35/d447626014/htdocs/nfdn/wordpress/wp-includes/template.php on line 688

Fatal error: require_once(): Failed opening required '/homepages/35/d447626014/htdocs/nfdn/wordpress/wp-content/themes/picolight/footer.php' (include_path='.:/usr/lib/php5.6') in /homepages/35/d447626014/htdocs/nfdn/wordpress/wp-includes/template.php on line 688