Querido futuro:

No sé si estás escrito. Tampoco estoy segura de que alguien pueda leerte, intuirte, descifrarte. ¿Puedes escucharme? ¿Es el destino quien te definió? ¿O somos nosotros cada día, con nuestras decisiones?

Si ya estás definido, solo quiero dedicarte unas palabras. Te agradezco que hayas puesto en mi camino a tantas y tan generosas personas… Ignoro cómo lo has hecho, pero si hay algo de lo que no me quejo es de los grandes momentos que he pasado con cada una de ellas.

Más »

¡Bienvenidos a un nuevocris cayendo capítulo de “Nunca fuimos de notable”! Ha pasado la Semana Santa y ya tocaba publicar. La reseña que viene a continuación es una historia en primera persona del singular. El relato de alguien que lucha contra sus miedos. La realidad  de una mujer enfrentada a sí misma a pesar de saber que no le queda más remedio que aceptarse tal y como es. Sí, amigos, esta película es… ¡mi película! Prometo hacerla lo más entretenida posible.

Hace ya tiempo que lo del miedo a escalar no es nuevo para mí. Al principio asomaba la patita en forma de pequeño bloqueo, de dudas a la hora de resolver pasos concretos en vías de escalada deportiva. Poco a poco se fue haciendo una bola a la que no puse freno. Afortunadamente alguien que debe de quererme mucho me hizo el regalo perfecto.

Más »

DCIM100GOPROMientras le damos tiempo al frío a que amaine, en Nunca Fuimos de Notable hacemos acopio de recuerdos pre-otoñales… ¡a ver si nos llega algo de calor de aquellos días! El verano nos dejó los barrancos oscenses difíciles de olvidar y a nuestra vuelta se hizo obligatorio buscar entornos que emulasen aquella maravilla pirenaica.

Javi, nuestro aspirante a guía de barrancos, nos propuso ir a Villalba de la Sierra para hacer el descenso del Río Júcar. Se trata de un barranco sencillito, sin rápeles ni tramos de dificultad reseñables… el neopreno y el casco que no falten, eso sí. Con doce personas (como íbamos nosotros, ¡en plan temerario!) igual le dais algo de vidilla a la ruta de un kilómetro y lográis alargar un descenso de media hora a horas haciendo el gamba en un paraje encantador.

Más »