¡Hola, amig@s de Nunca Fuimos de Notable! ¿Cómo va el comienzo de la primavera? Nosotros por aquí, en el Pirineo, estamos flipando con la cantidad de agua y de nieve que a estas alturas sigue cayendo… aunque claro, solo tenemos la experiencia del año pasado para comparar… desde luego nada que ver… La verdad es que por un lado es maravilloso: ¡por fin llueve de verdad y nieva como debe ser en estas fechas! Pero por otro lado tememos que la temporada de barrancos comience esta vez con la estación del polen y las mariposas bastante avanzada…

No obstante, para ir abriendo boca os traemos otro de los muchos vídeos que grabamos en verano, el descenso del Miraval superior. Hace un tiempo os mostramos el descenso de la parte inferior de este barranco, un descenso de corte más lúdico con multitud de saltos y toboganes que en condiciones normales no supone ninguna dificultad. Sin embargo, su parte superior es mucho más física y nos pondrá las pilas.

El descenso se puede hacer integral o solo el tramo superior. Si optamos por realizar el integral necesitaremos sí o sí hacer combinación de coches, y tendremos que dejar uno en Hospital de Tella y subir con el otro por la pista de Cortalaviña (obligatorio pagar 3€, ¡que multan!). Recorreremos la pista pasando el primer parking (donde dejaremos el coche si vamos a realizar solo el tramo superior y desde aquí caminaremos hasta el final de la pista) hasta llegar al segundo parking, evidente. Desde aquí ya veremos el río Yaga, caminaremos hacia él pasando por unas pasarelas. Aquí ya nos podremos cambiar para meternos al agua.

El descenso empieza bastante abierto para de repente estrecharse hasta tal punto de tener que progresar en diversos puntos en oposición entre sus dos paredes. El juego de luces y sombras hace que este recorrido sea indispensable para los amantes de los barrancos.

Como hemos dicho, se trata de un descenso muy físico en el que no podremos relajarnos puesto que la fuerza del agua nos arrastraría. Desde NFDN recomendamos no realizar ningún salto a no ser que se conozca el recorrido muy bien, puesto que hay muchos bloques y zonas que cubren poco. Además, recomendamos llevar una pequeña cuerda de no más de 10 metros para asegurar un destrepe (equipado con un spit, creo recordar) puesto que saltar está desaconsejado.

El descenso se realiza en 1 hora más o menos. Si nuestra idea es solo hacer la parte superior, tendremos que salirnos donde empieza la inferior. Se identifica bastante bien, porque de repente se abre y estamos en un gran poza con resaltes a ambos lados. Si nos hemos quedado con ganas de realizar saltos aquí podemos desquitarnos. Hay pasamanos instalados para que podamos disfrutar de saltos de hasta 12 metros. Desde aquí tendremos que ascender por la senda de bajada hasta llegar al primer parking donde hemos dejado el coche.

A continuación tenéis el vídeo, ¡ya nos contaréis vuestras impresiones y si os han entrado ya las ganas de meter los pies a remojo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.